El amplificador operacional compara el voltaje en su entrada positiva con la tensión en su entrada negativa.

Si la diferencia es positiva, la salida es positiva y si la diferencia es negativa se bascula a negativa.

Si las entradas son iguales, las salidas del amplificador son cero encendiendo los dos bombillos.

A partir de esta configuración básica, podemos hacer variantes con divisores de voltaje que retroalimenten parte de la señal de salida a la entrada obteniendo las otras formas de trabajo de los operacionales.

 

demo

Volver